Fiestas Tradicionales

Siempre viví la Semana Santa en Argentina como una fiesta familiar y vacaciones del cole en la que los viernes debíamos comer pescado y los domingos hacíamos el típico asado argentino con toda la familia reunida en la que al terminar de comer, los pequeños (y no tan peques) recibíamos huevos de chocolate... La tradición era pasar ese huevo por manos de todos para que cada uno de los invitados a la comida pegara el huevo contra la mesa (claro, con su respectivo envoltorio, no? La idea era que se rompa en pedacitos para compartir).