¿Viajamos?
15348
paged,page-template,page-template-blog-large-image-simple,page-template-blog-large-image-simple-php,page,page-id-15348,paged-3,page-paged-3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Voy a reconocer que desde el momento cero de estar en tierras rusas estuve con un poquito de miedo...

La segunda ciudad más grande de Portugal, Porto (Oporto en castellano) se puede visitar tranquilamente en un fin de semana. Claro, siempre pensado en que será un viaje express... donde nos llevaremos un pantallazo del lugar, pero que no podremos recorrerla al 100% porque en sólo dos días no alcanza. Yo soy de las que prefiere conocer poco y bien, que mucho y nada... Lo que comunmente se dice en Argentina "viajar para la foto" es lo que más detesto de los viajeros.

El pequeño recorrido por la belleza de la naturaleza asturiana comienza, en mi caso, de este a oeste por la costa cantábrica. El primer destino fue Canga de Onís rumbo a Covadonga y el Parque Nacional Picos de Europa, declarado parque nacional en 1995 y la montaña de Covadonga en 1918.

Nos subimos al coche y comenzamos el viaje desde España hasta Mónaco recorriendo la Provenza y la Costa Azul francesa... Un viaje de muchos kilómetros pero muchos más paisajes llenos de tranquilidad, historia y glamour...

El 19 de junio de 2014 una colega periodista fue nombrada Reina de España, y estuve en las calles de Madrid para vivir de lleno la emoción que genera un cambio de reyes en los países monárquicos.

Soy la típica mujer que le gustan las películas de amor, las comedias románticas…, todo lo que termine con finales felices… Siempre me dediqué a ver este estilo de films.. Son las que me gustan y gracias a ese fanatismo de tipo de películas pude apreciar de una manera muy especial la ciudad italiana más bella que hasta el momento conocí… Verona!

Y una vez más me vi metida en medio de las tradiciones y costumbres españolas… esta vez, me trasladé de la capital del país a la provincia de Jaén, al pueblo natal de una gran amiga que hoy la considero mi familia.

Siempre viví la Semana Santa en Argentina como una fiesta familiar y vacaciones del cole en la que los viernes debíamos comer pescado y los domingos hacíamos el típico asado argentino con toda la familia reunida en la que al terminar de comer, los pequeños (y no tan peques) recibíamos huevos de chocolate... La tradición era pasar ese huevo por manos de todos para que cada uno de los invitados a la comida pegara el huevo contra la mesa (claro, con su respectivo envoltorio, no? La idea era que se rompa en pedacitos para compartir).

Lavantarme a las 5.30 de la mañana no me gusta nada… soy de las que trasnocha más que disfrutar las mañanas...aunque muchas veces que me toca madrugar primero me quejo un poco pero después me siento genial porque se aprovecha más el día… Y así fue como un sábado tuve que apagar el despertador a horas insólitas para ir a vivir una experiencia única como volar en globo aerostático.

¿Quién se iba a imaginar alguna vez que aquella niña que jugaba en el barrio de su ciudad natal, Junín, a 257 km de la capital argentina; iba a realizar una leve genuflexión (Acción y efecto de doblar la rodilla, bajándola hacia el suelo, ordinariamente en señal de reverencia, según RAE) mientras daba la mano a la Reina Sofía?